Icono del sitio

Flores negras florecen

Texto: VelveT

La última vez que escuche una canción en voz de Liz Fraser fue teardrop, generando mágicamente placer a cada uno de mis sentimientos. Un intento de sanación. Así cómo lo fue Cocteau Twins para Elizabeth Fraser & Robin Guthrie. De manera simple viene a mí el recuerdo, ese lado tormentoso, esa historia de amor, entre Ellos. Cómo cualquier persona pasional desarrollaron, creatividad, siguiendo sus impulsos de manera cegada, se fusionaron entre guitarras acuáticas, oceánicas y voz armoniosa de ensueño. Apartando por eternos segundos las grandes diferencias.

Liz Fraser describe esas diferencias en una oración:

“Uno se quita el aliento haciendo algo o diciendo algo que nunca vio venir”

Liz Fraser

Fraser ve la música como inseparable de sus emociones. Ha luchado por escribir letras. Vive en su cabeza. Se arrastran con todas las sensaciones, a veces se está bien, y otras veces se puede estar tan borracho, la mente apenas se mueve o se detiene.

Ella y Guthrie fueron amantes durante 13 años, durante los cuales las dificultades que cualquier relación se enfrenta fueron agravadas por estar en una banda juntos. “Estábamos tan cerca, pero ciertas responsabilidades eran demasiado para nosotros”, dice Fraser. El nacimiento de su hija Lucy-Belle en 1989 “no tuvo un impacto tan positivo” como ella había esperado.

Había resentimientos en ambos lados. Se estaban “superando mutuamente” y Fraser era cada vez más infeliz en la banda.

La situación fue agudizada por la dependencia de Guthrie en el alcohol y las drogas. La propia infelicidad de Fraser fue desapercibida para sus colegas. Fraser recurrió a la composición confesional por primera y única vez (“¿Eres el hombre adecuado para mí?”, Se preguntó. ¿Eres tóxico? ¿Eres mi amigo? “). En el álbum Bluebeard, febrero,1994.

Después de separarse de Guthrie, pero todavía en la misma banda, Fraser inició una intensa relación con Jeff Buckley después de que se enamoraron mutuamente de sus voces. Una vez más, la emoción produjo música. Un dúo sublime que grabaron llamado All Flowers in Time Bend.

La noticia de que Buckley había desaparecido – se ahogó nadando en el río Lobo en Memphis – llegó mientras Fraser grababa Teardrop con Massive Attack. “Eso fue muy raro”, dice. “Había sacado cartas y estaba pensando en él. Esa canción se parece a él, así es como me siento.” Parece que está acosada por la culpa: por no estar allí por Buckley, por todo. Como ella lo dice: “Necesito perdonarme a mí misma.”
Uno empieza a ser su propio héroe cuando aprende a perdonarse a sí mismo, principalmente por los errores que no cometió.

Facebook Comments Box

Salir de la versión móvil