Icono del sitio

Música para la imagen 003

Música para la imagen 003

Texto: Diego Ramos

En esta tercera edición de la columna, nos adentraremos en la importante relación entre las piezas musicales y el armado audiovisual de una pieza, en este caso la película que estudiaremos es Odisea del espacio 2001 que está basada en el libro llamado “El centinela” de Arthur C. Clarke. Stanley Kubrick lee el libro y pide que se busque comprar los derechos para la realización de la película, Arthur C. Clarke quien aún vivía los cede, pero pide como petición escribir y participar en el guión, Kubrick accede y se lleva a cabo el primer paso para concretar la película.

“El centinela” es un libro basado en los escritos del filósofo Persa llamado Zaratrusta o Zoroastro. No, no es un personaje creado por Friedrich Nietzsche, fue real. Los escritos del filósofo en los cuales se basaba la novela de Clark fueron “Also sprach Zarathustra” o “Así habló Zaratrustra” y relatan cómo será la evolución del ser humano y cómo daremos el paso a ser seres más avanzados. En el siglo XIX,  Richard Strauss compone una pieza llamada “Also sprach Zarathustra”,  basada de igual forma en los pensamientos del filósofo Persa, esto nos indica que Zaratustra realizó una serie de escritos que influenciaron a Strauss para componer una pieza, a C. Clarke para escribir un libro y a Stanley Kubrick para hacer una película. Resulta lógico entonces que la película sea acompañada por la pieza sonora de Strauss.

Aunque Kubrick compuso música original para la película, sin embargo, al final decidió usar la pieza de Strauss para su soundtrack y así cerrar el ciclo de creación entorno a los escritos de Zaratustra.

Facebook Comments Box

Salir de la versión móvil