JAZZ; De la mala reputación, a un género privilegiado.

JAZZ; De la mala reputación, a un género privilegiado.

Texto: Cristian Argenis Moreno Avendaño
Imagénes: Smithsonian

Influenciada por la rítmica y la armonía afroamericana, que se caracterizaba por usar el swing o la improvisación frente a la música clásica y el blues en todos sus géneros. Nueva Orleans, al ser el lugar donde vivía la clase obrera, hacía que la música fuera un escape a su realidad.

A finales del siglo XIX, al integrarse en las bandas instrumentos como el banjo de cuatro cuerdas y el saxofón, comienza  a tomar camino la música jazz. Los funerales, eran armonizados con canciones lentas y tristes de camino al panteón, y alegres de regreso, lo que hacía que las personas bailaran. 

Jazz, Joseph Holston, Washington, 1944

A principio de los años 20, el verdadero jazz solo era válido en centros nocturnos de baja reputación, lugares a los  que solo asistían las clases inferiores, todo esto ocurrió tras la emancipación de los esclavos negros en Nueva Orleans, las autoridades tuvieron que cerrar el área de burdeles, por lo que estas bandas se vieron obligadas a emigrar hacia las ciudades del norte.

La mayoría de las canciones grabadas entre 1923, eran forzadas a sonar con ritmos bailables, ya que era lo que en ese momento el público demandaba, lo que hacía que las compañías discográficas obligaran a sus artistas a componerlas, a  todo esto se le sumaban las constantes discriminaciones, a los músicos de color, el estilo de música jazz no era público, ya que los americanos pensaban que se infectarían de las malas costumbres que los afroamericanos tenían, incluso la propia iglesia compartió esta postura.

The new possesion, Blanding Sloan, Corsicana, 1975.

Chicago, fue de los primeros lugares donde se comenzaban a contratar a las bandas, en esta ocasión las autoridades no pudieron hacer casi nada, ya que la mayoría de centros nocturnos estaban asociados con la mafia, y el poder. Cabe destacar, que el desarrollo industrial que se estaba suscitando en esa época, en especialmente en Chicago, fue lo que permitió, el escenario para la vida nocturna, en especial para la clase media trabajadora, quienes poco a poco empezaban a disfrutar más del género, por lo que ya  no solo lo tocaban los afroamericanos, si no que también los propios blancos, fue aquí donde se comenzó a considerar un estilo de música culta, término que solo era aplicable a la música clásica.

Para los años 30 el jazz ya estaba consolidado  no solo para los centros nocturnos, sino también para  un gran número de seguidores, fue este el momento clave en el que surgen las agrupaciones musicales jazzisticas, las cuales, se componían de instrumentos de viento, pianos, contrabajo, batería y a veces de voces, todo esto caracterizado por los ritmos improvisados del blues, frases repetitivas e interpretaciones, la mayoría de la gente comenzó a denominar este estilo de música como swing, ya que hacía bailar a grandes cantidades de gente. 

Tras este periodo, el jazz ya era conocido mundialmente, el termino swing, se consideraba muy poco profesional para los artistas, diciendo que solo los poco profesionales recurrían a ese tipo de estilos más comerciales,  por esta razón en los años cuarenta es cuando se conoce el DEBO acentuado en la idea de solistas  entrando en el primer nivel experimental con armonías más preparadas,  requiriendo de escuchas más atentas.

Jazz Dancers, Paul Colin, French, 1892–1985.

Crear una atmósfera, de calma y meditación profunda así como un acercamiento cerebral, conectando la música clásica jazz, así nació el cool jazz…

Facebook Comments