«Yo no soy Guapo»: El documental que revindica a la mujer sonidera.

«Yo no soy Guapo»: El documental que revindica a la mujer sonidera.

Texto: Antonio Morales
Imágenes y Vídeo: Yo no soy Guapo

Logotipo de Yo no soy Guapo por David Chikle

El movimiento de los sonideros en México, es una manifestación cultural, que ha perdurado mediante la tradición oral y auditiva en las calles de la ciudad, donde los clásicos de la cumbia, la salsa, el son, o el guaguanco son pinchados alternadamente con una serie de saludos a inumerables asistentes al pachangón por legendarios nombres como La Changa, Sonido Pancho, Siboney, El Condor, Sonido Duende, el Sonorámico etc.

Estos bailes sonideros conglomeran a todo tipo de personas, sin importar edad, sexo o clase social, pues el objetivo es bailar, convivir al ritmo de la música tropical y pasarla suave suavena. Sin embargo este tipo de manifestaciones muy pocas veces han tenido un enfoque cinematográfico y documental, un enfoque que nos muestre visualmente como se viven estos eventos, como se crearon y como surgieron ciertos ídolos sonideros en México.

Los pocos documentales y películas que existen en torno al tema, nos hablan de los hombres sonideros y su trayectoria o sus dificultades en el medio musical de México, sin embargo casi no se menciona el rol de la mujer sonidera en ellos. YO NO SOY GUAPO plasma la historia de manera breve sobre los orígenes de los sonideros y la búsqueda de la primera mujer sonidera en el barrio de Tepito; la travesía por los puestos, los comerciantes y la gran historia oral que se maneja en el film nos muestra el impacto de esta cultura musical en las personas y las dificultades de los bailes sonideros en la actualidad.

El documental se estrenó en el 2018 y a recorrido gran parte del país, los principales lugares en donde se a presentado han sido foros culturales y en festivales donde el acceso ha sido gratuito, así como a los sonideros. La presentación del film incluye una baile sonidero, donde no importa que no sepas bailar, pues YO NO SOY GUAPO ofrece una clase grupal y magistral de baile ñero al mero estilo Tepito.

A continuación les presentamos algunas preguntas que CVLT-O le realizo a la directora de este documental Joyce García, para conocer un poco más a fondo el proyecto y la creación de este.

Cartel oficial de Yo no soy Guapo por Night Plants (Inari Resendiz)

¿Qué opinas de los sonideros actuales a comparación de los antaños?

Creo que la realidad social ha cambiado y las condiciones en las que nos encontramos los mexicanos son más difíciles y ásperas, pobreza siempre ha habido pero los niveles de violencia actuales son apabullantes, cotidianidad que se ve reflejada en la violencia en los bailes, y por ende, en las medidas de control y represión del Estado. También, que el nivel de cohesión social no es como antes, en donde uno confiaba en su vecino o en el visitante y podía sentirse en confianza si llegaban a su barrio. Esa vida barrial me parece que no es la misma, la individualidad es más fuerte que el colectivo.

Aunado a eso, la especulación inmobiliaria y la lucha por los espacios es cada vez mayor, ya no cabemos en la ciudad, por eso también el sonidero se convierte en un espacio de resistencia ante los embates de la modernidad, que quiere sacar ganancia a cada centímetro cúbico, sin importar si pasan por encima de miles de personas llenas de raíces y tradiciones.

¿Cuál es el objetivo de realizar un documental sobre las mujeres sonidéras en México?

No es solo sobre ellas pero trata de reivindicar la labor que siempre han hecho en el sonido, hay una historia de mujeres sonideras que en nuestra sociedad machista ha sido callada e invisibilizada.

Además de estar con su voz y su conocimiento musical como sonideras, las mujeres siempre han sido impulsoras, gestoras, precursoras, productoras, organizadoras, quienes están hacen todo lo posible para que sucedan los bailes.

Es una labor de humildad y esfuerzo que es muy invisibilizada, y es momento de que se reconozca como es.

¿Cuáles fueron las complicaciones para realizar este documental?

Durante todas las etapas del proceso hay momentos delicados. En la pre la elección de los personajes y acotar el tema, convencer a la gente de querer participar. Durante el rodaje, el sonido y la cantidad de gente fue lo más complicado, son eventos muy masivos, en donde hay tumultos muy grandes de personas y es complicado moverse con el equipo y grabar decentemente. Pero creo que para mi la más complicada es la edición, donde descartamos un montón de personas que son también importantes pero que en términos de tiempo y narrativa, no podían estar en la edición final.

¿Cómo lograron contactar y meterse hasta el barrio de Tepito?

Lupita la Cigarrita es quien nos lleva, puesto que ella organizaba una de las fiestas para el aniversario del barrio.

¿Cuál es la percepción de Joyce antes y después de ver el alcance del documental  Yo No Soy guapo acerca de los bailes sonideros?

Pues creo que más allá de verlo como un fenómeno localizado en la Ciudad de México, ajeno a ellos, la gente puede identificarse con la necesidad básica de expresarse y disfrutar, de buscar sus válvulas de escape, de crear mundos en los que ellos puedan ser, convivir y vivir dignamente.

¿Cuál ha sido el impacto que ha dejado en el publico “Yo no Soy Guapo” a lo largo y ancho de sus presentaciones en el país?

Espero que muy bueno! jajaja.

Para conocer más sobre YO NO SOY GUAPO visite su pagina: https://www.facebook.com/yonosoyguapo/

Facebook Comments