LETO: : Amor, rock y represión en Rusia.

LETO: Amor, rock y represión en Rusia

Texto: Lesly Vega y Jorge Manotaz Vázquez
Imágenes: Cine Tonala

A lo largo del tiempo, la música y su evolución han dado de que hablar en la historia del ser humano. Los cambios en todos los géneros han sido y seguirán siendo parte esencial en nuestra historia. La música dio paso a la libertad de expresión de miles de artistas y también a toda persona que viviera con ella.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, ya que a lo largo de la historia existieron varios casos de represión contra la industria musical.

La película en blanco y negro, Leto, transcurre en Leningrado en la década de los 80, y nos adentra en una ciudad con una pequeña escena musical muy controlada, donde los jóvenes pueden escuchar música de su agrado en conciertos locales, pero con ciertas restricciones. Vigilados en todo momento tienen prohibido alocarse o demostrar su gusto por la música, sentados y apenas moviendo los dedos, es como se divierten.

Nos muestra los conflictos políticos de la época y el poco apoyo que tenían los artistas en Rusia para poder triunfar. Para que pudieran presentar en algún escenario su propuesta musical, las autoridades encargadas debían revisar sus canciones. Se les prohibía mencionar en ellas palabras que, para el gobierno, eran mal vistas y podían corromper a los jóvenes, palabras como vago, alcohólico, etc.

Mike Naumenko interpretado por Roma Zvery y Viktor Tsoï interpretado por Teo Yoo, figuras históricas del rock soviético en la actualidad, son los encargados de guiarnos y llevarnos por este drama.

Viktor, un joven fan oriental con potencial musical, conoce a Mike y despierta un gran interés en él, pues cree que Viktor tiene talento y gran facilidad al escribir letras. Mike le brinda todo su apoyo para que llegue lejos en la industria, iniciando una travesía de alumno y maestro, pero conforme pasa el tiempo, el alumno supera al maestro.

Pero no sólo eso, en el film conocemos a la esposa de Mike llamada Natacha, que en el transcurso de la historia comienza a enamorarse del joven discípulo Viktor, forjando un amor platónico entre ambos.

Leto, hace algunas alusiones a canciones y videos musicales de la época, es una película que atrae y encierra dentro de su historia a quien la vea, con algunas partes tomadas a color usando una cámara Super-8. Impulsada por su gran soundtrack con influencias de Bowie, Sex Pistols, T-Rex, e Iggy Pop, nos abre una nueva visión de la música francesa de los años 80 en Rusia, escuchando en algunas escenas, pistas de canciones en ruso.

Esta cinta de origen ruso te hará viajar en el tiempo y seguramente volverás a tener un playlist de todas estas joyas musicales y podrás disfrutarla hasta el 18 de julio, en algunas salas de Cinepolis, Cinemex y en la Cineteca Nacional.

Facebook Comments